Blanca Lainez
 
 

Blanca Lainez

Comadrona terapeuta

 
 

Otra manera de ver  y acompañar la maternidad.

 
2017_0906_PartoAgatha_53.jpg
 
 
 

Soy y me siento comadrona, acompaño el nacimiento pero también a la madre y su pareja en su proceso y camino hacia la maternidad.  Me siento acompañante de procesos. Desde siempre ,muy pequeña disfrutaba enseñando y hablando sobre lo que había aprendido y vibraba cuando podía contárselo a los demás.

Sigo hoy vibrando asesorando y acompañando en este camino de la vida, y de la maternidad con todo aquello que mi vida y mi aprendizaje me ha llevado a integrar y experimentar. Vibro contando y dando charlas sobre el embarazo y asesorando a las parejas en su camino.

Me mueve profundamente llevar todo mi conocimiento que he adquirido sobre el embarazo y la importancia de cuidarse y de acompañarse en estos momentos para poder vivirlos en plenitud. Me mueve cuidar a esos bebes ya desde el vientre materno y de cuidar a las madres y ayudarles a puedan estar conectadas y cuidarse para poder cuidar la vida se gesta en sus vientres desde su inicio , ayudando   a ver lo que hay detrás de las experiencias de vida que experimentamos, poniendo un poco de luz en el camino de cada mujer, porque creo firmemente que cuidar la vida desde su inicio es crear las bases para una vida sana y feliz, y que detrás de cada experiencia , de cada síntoma de cada vivencia hay un mensaje bello, y un regalo para nosotras que solo hay que querer ver. Te ayudo a cuidar la vida que gestas en tu interior, a vivirlo desde la conciencia y plenitud, y a escuchar los mensajes de tu cuerpo y tu bebé, para poder descifrarlos ayudándote a  poner luz para que puedas ver.

Mi vida me ha enseñado  que cuidar la vida desde el inicio es la mejor inversión para la vida de nuestros hijos y para caminar hacia una sociedad más conectada y un mundo mejor . y que confiar en la vida, no es creer que todo lo que yo quiera pase vaya  a ocurrir, sino que pase lo que pase, lo que me llegué para experimentar es perfecto, y lo importante es como lo vivo y lo traspaso desde la conciencia amor , aceptación y aprendizaje.

Y para ello es importante acompañarse , para poder resignificarlo y poder entrar en la verdadera aceptación amando y abrazando nuestra realidad viendo el regalo y mensaje que hay tan bello para nuestro camino.

 
 
 
parto en casa 16.jpg
 
 
 

Mi proceso y trayectoria profesional.

Inicie mi trayectoria profesional acompañando la muerte como enfermera.  Naci en Pamplona Navarra y ayí cursé mis estudios. De mi padre he aprendido al aceptación de la vida. De mi madre la capacidad de entrega y amor.

La muerte y acompañarla desde la consciencia fue mi meta durante unos años tras acabar enfermería.  Y pude experimentar la experiencia en mi misma de vivir un duelo que un momento me sumió en la oscuridad y tristeza.

Con cada experiencia de mi vida, he querido profundizar y entender y estas experiencias son las que me han ido guiando en mi deseo en lo que quería formarme.

Me formé en el curso a la muerte y el duelo tras mi experiencia personal, (Asociación DOMO) y pude integrar la importancia del dolor en la vida, su significado y como el camino para salir de ahí era la aceptación y abrazarlo, y como el dolor en nuestra vida es un camino de aprendizaje y de renacer hacia una nueva conciencia.

En esos momentos desee e inicié  un cambio interno y se mostró en mi exterior….. Decidí formarme como comadrona tras años de ejercer de enfermera.  Años más tarde entendí como mi deseo interno era salir de la oscuridad, y encontré el camino con la alegría y la luz del nacimiento.. Barcelona con su luz me atrajo y me enamoró su gente y me vine a vivir a Barcelona y elegí esta bella ciudad para formarme.  Hice la especialidad en la maternitat clínico de Barcelona.

Me fue fácil conectar con el parto natural y consciente ya que había acompañado y trabajado por una muerte consciente. Pude entender fácilmente que el camino no era anestesiar el dolor, porque el dolor era el camino. El dolor era la luz y los ojos en el parto .Su aceptación y poder traspasarlo era el camino para renacer y transformarse con el nacimiento. La vida duele recuerdo a un comadrón le decía a una anestesista en un congreso que afirmaba que el dolor en el parto no servía para nada.

Pude experimentar la gran similitud de los momentos tan claves de la vida. La muerte y el nacimiento. Como en ambos procesos era clave rendirse a vivir la experiencia para que se pudiera dar. Pude acompañar personas que luchaban contra la experiencia, y entraban en sufrimiento antes de morir y también pude acompañar muertes muy dulces y serenas.  Me vi en muchos momentos diciendo las mismas palabras acompañando la muerte como el nacimiento. Recuerdo cuantas veces escuchaba. Cuanto falta Blanca? Y yo respondia. No lo se, pero aquí estoy para acompañarte y ayudarte en lo que necesites.

Al conectar fuertemente con el parto natural y consciente  decidí formarme en el parto en casa ya que en esos momentos la medicalización era altísima y ningún parto en el hospital se acompañaba  de forma fisiológica y natural y en un hospital era muy difícil acompañar partos naturales. EL parto activo en el 2000 era la norma. Algo tan natural y  hermoso no podía ser requería tanta medicalización. Contacté con la cooperativa Titania Tasco que me acogió con los brazos abiertos y allí permanecí trabajando y formándome y paralelamente haciendo guardias también en diversos hospitales . En el hospital de Vic conseguí una plaza de comadrona. En ese tiempo gané una beca del ministerio y viaje a Montevideo a trabajar con el CLap, OPS , organización panamericana de la salud. Me formé en evidencia científica , e hice una revisión sobre el clampaje del cordón umbilical para ayudar en el camino de cambiar la mirada hacia este momento que tanta intervención recibía en esos momentos en el nacimiento y que pude publicar en Anales de  Pediatría.

También viaje a Gautemala, a trabajar con Ceiba, ONG  y permanecí un tiempo acompañando a estas parteras indígenas en su trabajo. Esta experiencia me dio fuerza y confianza en la naturaleza y el potencial de la mujer aunque también conecté con otra realidad que existe en el mundo  y difícil por las condiciones de vida de las mujeres allí .

Y después llegó mi maternidad, y  fue mi segundo gran cambio decisivo en mi vida. Momento de crisis y transformación.  En esos momentos a nivel profesional opté por acceder a una plaza de gestión como supervisora de partos en el hospital de Calella donde permanecí unos años alejada de la asistencia directa.

No me gusta llamar a mis hijos mis maestros porque me siento maestra de mi vida, pero sin duda han sido mis grandes guías que me han ayudado a mostrarme el camino y ver la luz que me ha llevado hacia mi misma.

Nada de mis  embarazos y maternidad  fue fácil…….. .en mi primer embarazo rompí aguas con 31 semanas. Mi bebé pesaba 1900 gramos.

Yo que había acompañado tantos partos en casa, yo que había asistido a mis hermanas sus partos en casa, y a tantas mujeres ,  me encontré con la posibilidad y realidad de un parto prematuro. El impacto fue grande. Pase por la negación y luego a conectar , y tomar conciencia de la realidad. Pero en mi interior solo deseaba……una cosa….. que no separarán a mi hijo tras naciera. Conocía la importancia de ser recibidos con tubos e incubadoras y no por mis brazos y el efecto de separaciones prolongadas en el inicio a la vida.   La maternidad se me hacía difícil, tenía miedo, y me aleje de conectar trabajando mucho y asumiendo mucha responsabilidad que luego me fue difícil de sostener. Pasar de ser hija, a ser madre, no me fue fácil y sin acompañamiento ni consciencia se expresó asi en mi embarazo.

Pero la magia del amor , de la fuerza y confianza y apoyo de mi pareja y mi madre   hicieron posible un milagro en el que nadie creía. Mi hijo nacía en casa con 36 semanas con 2700 gr, de peso tras 5 semanas de bolsa rota. Recuerdo aquel lunes con 35,2 semanas que me levanté por primera de la cama tras 4 semanas en reposo para no perder el liquido.  Y cayo toda el agua que quedaba …… y tras 5 dias sin ver más agua mi hijo nacía el viernes con 36 semanas. Ni tactos vaginales, ni Antibioticos. La fuerza del amor y confianza en mi misma y en la naturaleza.

Pude experimentar lo que es tambalearse entre el miedo y la confianza. Pude experimentar  que es solo pensar en cada instante ya que no sabia si era el dia siguiente el que traería a mi hijo a mis brazos.


 
 

"

Creo hay un lugar donde el dolor la duda y el miedo al parto pierden el sentido. Un lugar donde el nacimiento se vive como un acto de amor sexual, intimo y profundo . Un lugar donde la mujer entiende la grandeza de lo que está aconteciendo, conecta con su fuerza creadora y su poder y se entrega en cuerpo y alma para acompañar a su hijo en su nacimiento. Un lugar donde todo lo que aparezca es perfecto y bello y simplemente se acompañan con el amor, respeto y apoyo de aquellos que la mujer ha elegido.

 
 

Mas

No fue un camino fácil pero lo fue bello también. Pude experimentar la influencia de lo que vivía en aquellos momentos en mi vida con lo que me ocurrió con mi embarazo.  Pude ver el mensaje de mi bebe, que me pedía, parar, conectar con el, disfrutar de mi bebe y cuidarme. Pero en esos momentos no era fácil para mi, y mi embarazo me iba mostrando aquello que estaba en mis manos trabajarme e ir transformando.   Creo firmemente que haber entendido el para qué de esa experiencia ayudo a que pusiera los medios y cambiara las circunstancias y desde ese lugar el rumbo cambió y el embarazo pudo seguir adelante unas semanas mas.

Pude integrar la importancia de cuidarse y acompañarse durante el embarazo por la gran vulnerabilidad de este proceso y como cambiar las circunstancias de cómo se vive el embarazo pueden influenciar enormemente en como transcurre .

Lejos de la alegría y el empoderamiento tras este triunfo luego mi maternidad real no fue fácil. Todo lo que se me movió con la maternidad y la experiencia , fue intenso. Ahí salió todo, la culpa el estrés  y todo salió después dificultando el vinculo.

Quise entender el por qué e indagar mas allá,  y esto me llevo a formarme de nuevo. Quería saber y profundizar y entender mi experiencia.   Y quise encontrar y entender porque mi proceso, porque me era tan difícil , porque lo vivía asi la maternidad y había momentos que me costaba tanto la relación con mi hijo.

La vida me llevo a conocer a Yolanda Gonzalez. Terapeuta reichiana , Quise profundizar más en esta   mirada, e inicie mi formación y aprendizaje con ella y luego en la escuela oficial Reichiana, formándome en Ecologia de Sistemas humanos y crianza Ecologica. Fue aquí donde pude ir encontrando respuestas y entendimiento.  

Ahí pude comprender , la importancia e influencias de todo lo que vivímos ,  durante el embarazo , la importancia de nuestra historia de vida en nuestra infancia y la influencia de nuestra estructuración afectiva sexual a la hora de como enfrentamos el parto , la maternidad y el vínculo con nuestros hijos. Puede entender porque cada cuerpo responde de una manera, como cada mujer es un tipo de flor diferente que vive y se abre a la maternidad de forma distinta y bella a la vez.  Pude también integrar .la importancia para una mujer embarazada del ecosistema que le rodea y del gran papel del padre tanto durante el embarazo como durante la crianza.  

Y llego mi segundo embarazo. Encontré un acompañamiento de una comadrona que realmente sentí , me cuido , y acompaño con un gran amor. Esto fué clave para mi , y pude sentir la importancia de este acompañamiento y lo que influyo para que  las cosas fueran ocurriendo diferente. Pude integrar un registro diferente que me ayudó a sostener el embarazo e incluso a entablar un vinculo diferente con mi segundo hijo. Pude conectar con la importancia de trabajar con la mujer estableciendo un vinculo, y realizar un acompañamiento cercano por la potencia sanadora y los grandes beneficios que tenia para la mujer y el bebe.  Y de aquí nació mi deseo de trabajar de forma independiente acompañando a las parejas y hacerlo  de forma cercana y vincular.

Mi hijo nació con 41 semanas y 3900 de peso.  En un parto dulce, con mucha mayor conexión y sintiéndome profundamente acompañada. Pero llego con la sombra de una enfermedad genética y discapacidad.  Con tres meses de edad, el impacto de esta enfermedad fue enorme, creí en un momento que jamás podría superarlo, y la rabia y frustración se instalaron durante mucho tiempo . Volvía a conectar con oscuridad.  Fue poco a poco , que fui queriendo ir mas allá y entender y volvío la luz. Mi hijo fue el impulso para dejar el sistema y cumplir m i deseo de trabajar de forma independiente como comadrona y lanzarme a vivir y trabajar tal como sentía y con lo que vibraba.

En mi afán de indagar y entender el para que, de esta experiencia con mi hijo conecté con las constelaciones familiares autorreferentes y quisé formarme como consteladora . Gracias a entender más allá de la enfermedad, pude ver  el mensaje de mi hijo, el regalo tan grande que me traía y empecé a transformar la rabia y frustración en profundo y sincero agradecimiento hacia el y hacia la vida, entrando en un rendirme a dejarme llevar ya confiar en aquello que me trae.

Mi segundo hijo volvía a traer luz y alegría . Tome conciencia de la importancia de poder resignificar lo que se vive y sanarlo en cada momento que acontece para que nadie en el sistema lo traiga de nuevo a la luz.  Pude integrar la importancia de los impactos y de todo lo acontecido desde la concepción en la vida de nuestros hijos y en su desarrollo futuro y de las influencias de la transgeneracional en nuestras vidas actuales con lo vivimos. Transformar la culpa en responsabilidad, resignificar la experiencia, me conectó con el poder tan grande y transformador que podemos tener y en la capacidad de sanación cuando conectamos con nuestro poder.

Fue entonces desde aquí quise seguir profundizando y poder acompañar a las mujeres desde otro lugar , y acabé la formación de terapeuta reichiana especializándome en PBC prenatal y ahora estudiando audiopsicofonología. Y seguir trabajando como miembro asociado de la escuela de terapia reichiana. Realizando un trabajo profundo de preparación al parto, facilitando y ayudando a parir con consciencia y contacto y favoreciendo una entrada a la maternidad funcional y un vinculo seguro.

PBC prenatal y Metodo tomatis herramientas potentes y que llegan a ayudar a niveles muy profundos al niño y a  la mujer embarazada en periodo prenatal, favoreciendo un vinculo seguro con el niño, y facilitando el parto y vivirlo con contacto. Potente trabajos para acompañar, preparar para la maternidad y disminuir el estress, ansiedad y angustia que tanto influencia de forma negativa en el bebe y que tanto pueden dificultar el embarazo con la prematuridad complicaciones en el parto y luego en la relación madre hijo .

Creo que cuidar la vida desde el inicio es gestar las bases una vida sana y feliz. Es la mejor inversión que podemos hacer para mejorar la calidad de vida de las nuevas personitas que llegan a este mundo.

Y desde aquí nacío el impulso de crear Amallun para poder desarrollar todo lo que he aprendido y ponerlo al servicio de las mujeres y la maternidad.  Me mueve el impulso de cuidar el embarazo, tal vez ayudando a vivir los embarazos como a mi me hubiera gustado , ayudándoles a prevenir dificultades y que puedan vivir un embarazo saludable y bellas experiencias sin ansiedad ,estress y miedo. Sean como sean las experiencias que nos traiga la vida serán perfectas,  , pero sin duda nada es igual vivido en soledad que vivido acompañada pudiendo resignificar y abrazar lo que se vive. Porque si tenemos alguna elección y libre albedrio en la vida no es lo que nos toca vivir sino en cómo elegimos vivirlo. El sufrir o no , es ya nuestra elección . Quedarse en la rabia y frustración o abrazar y amar nuestra realidad son dos elecciones a tomar en la vida. No siempre es fácil elegir la aceptación  y el amor, y a veces hace falta ir ayudándose y acompañándose pero sigue siendo solo nuestra libre de elección ,de elegir un camino u otro. El miedo o el amor.


 

Trayectoria profesional

  • En fomación en Audiopsiconología. En la E.S.T.E.R en colaboración con la escuela Belga. 2018- 2019

  • Especilista en TIC. Técnicas de integración cerebral.  2018

  • Crianza   ecológica y sistemas humanos. Formación integrada en la formación de terapeuta corporal reichiana y que avala como especialista en crianza natural y ecológica y prevención psicosocial. Realizada por la ESTER.  2016

  • Diploma en Masaje Ayurvédico por  la escuela internacional Ayurvédica. 2014.

  • Especialista en aromaterapia para embarazo y parto.  Por el instituto de aromaterapia integrada. ESB. Barcelona. Año 2014.

  • Curso de reanimación cardiopulmonar pediátrica neonatal avanzada. Sociedad Catalana de Pediatría. Acreditado por el Grupo Español de RCP Pediátrica y Neonatal. Vic, 2 de Julio de 2004

  • Monitora de la OMS en Planificación Familiar Natural.  Conocimiento y regulación de la Fertilidad humana. Centro: Acodiplán. Barcelona.1999.

  • Auxiliar de Transporte en Ambulancia  “ATA” por la Asociación de Ayuda en Carretera. (DYA). 1995

 
  • Formada en Terapia Breve Caracteroanalitica por  la E.S.T.E.R . Especializada en PBC prenatal.

  • Formada en Constelaciones autorreferentes. Instituto Constelaciones Familiares Auto-Referentes - María Martínez Calderón. Almaluz. 2017

  • Master  “Formación para prevención salud materno- infantil. Por la asociación A.P.I.R. Alicante. Promoción 2012- 2014

  • Yoga  para el embarazo. 2012. Impartido por Tere Puig.  Centro. Happy yoga. Barcelona.

  • Master en estudio de las mujeres y de la diferencia sexual. Organizado por Duoda. Centro de Recerca de la Universidad de Barcelona. 2007

  • Especialidad Obstétrico-Ginecológica (MATRONA) por la Universidad de Barcelona  1999 -2000.

  • Experto Universitario en Asistencia Sanitaria de Urgencias  por la Universidad de Navarra. Año Académico: 1996-1997.

  • Diplomada en Enfermería. Ministerio de Educación y Ciencia. Universidad de Navarra. 1992.

  • Formada en disciplina positiva.

 
 

"
Estamos sosteniendo las manos de nuestro futuro , en nuestras manos suaves y tibias.

"